REDIRECCIONANDO EL CONOCIMIENTO

9 12 2008

Para todos los que siguen el sotano del conocimiento, hoy tenemos la noticia de que, por fin, se ha abierto un nuevo espacio que tendrá todo el pasado, presente y un nuevo futuro de este blog. Como no podría ser de otra manera, se llama “El Sótano del Conocimiento” (http://www.elsotanodelconocimiento.es).

Esperamos que sea del agrado de los seguidores de este espacio de reflexión, curiosidades, humor, frikadas y, sobre todo, conocimiento.

Anuncios




25 curiosidades sobre el Espacio

12 11 2007

EspacioEl espacio… la última frontera. Éstos son los viajes de la nave estelar del conocimiento, que continúa su misión de exploración de mundos desconocidos, descubrimiento de nuevas vidas y de nuevas civilizaciones; hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar.

Así empezaban aquellas aventuras de naves chulas, disparos láser que suenan en el espacio y extraterrestres que son todos de aspecto humanoide. Pero el espacio no es eso (al menos por ahora). El espacio es esa masa inmensa de la que no sabemos nada. Muchos podrán decir que tenemos conocimientos sobre el espacio, pero eso y nada es lo mismo. Sea como fuere, aquí traemos para gozo y disfrute del respetable un conjutno de datos curiosos sobre ese manto negro salpicado con millones de ojos que nos miran desde lo alto al caer la noche:

  1. Las actuales naves espaciales tripuladas tardarían 700 siglos en llegar a las estrellas más cercanas.

  2. Los rayos pueden llegar a medir 30 millas (unos 48 Km.) de largo, su espesor es menor que una pulgada (2,54 cm) y pueden alcanzar una temperatura de tan “sólo” la superficie del Sol, en cuyo núcleo (el del Sol) se consumen unos 600 millones de toneladas de hidrógeno, que se convierten en helio. Sobre la Tierra impactan alrededor de 2000 rayos provenientes de tormentas eléctricas. Un solo rayo puede liberar más de 1 millón de vatios de electricidad (más o menos 1,21 GigaVatios… lo necesario para que el Delorean consiga viajar en el tiempo).

  3. La luna está 400 veces más cerca de la Tierra que el sol, y es exactamente 400 veces más pequeña que este.

  4. Existen más de 10.000 objetos elaborados por el hombre con un tamaño mayor que el de una pelota de softball (circunferencia de 28 a 30.5 cms) orbitando a la Tierra. La basura espacial viaja a través del espacio a 18.000 millas por hora (29.000 km/h)

  5. La Estación Espacial Internacional pesa cerca de 500 toneladas y tiene las dimensiones de un campo de fútbol.

  6. Los astronautas trajeron aproximadamente 800 libras (362 Kgs) de rocas lunares a la Tierra, la mayoría de las cuales no han sido analizadas.

  7. Saturno flotaría si se pudiera encontrar un océano lo suficientemente grande.

  8. Un pedazo de una estrella de neutrones del tamaño de una cabeza de alfiler pesaría un millón de toneladas. Una estrella de neutrones cuyo diámetro fuese de 15 millas (24,1 Kms.) pesaría más que el sol. Son tan densas que una sola cucharadita sería más pesada que toda la población terrestre.

  9. La sonda de investigación Helio B se acercó al sol a la distancia record de 27 millones de millas (43,45 millones de kilómetros).

  10. Se cree que hace 65 millones de años, el impacto de un asteroide liberó la energía equivalente a 10 millones de bombas H.

  11. Se estima que la temperatura en el centro de la Tierra es de 5.500 grados Celsius.

  12. En la actualidad más de 4.000 satélites orbitan nuestro planeta.

  13. Venus es así de brillante a causa de su gruesa capa de nubles, que refleja el sol.

  14. En nuestra galaxia, la Vía Láctea, hay más de 100.000 millones de estrellas.

  15. Los científicos han descubierto alrededor de 200 planetas fuera de nuestro sistema solar.

  16. El sol tarda aproximadamente 220 millones de años en completar una revolución alrededor de la vía láctea.

  17. Normalmente se redondea la velocidad de la luz entorno a los 300 000 km/segundo. La medición exacta es de 299 792 458 m/s, lo que equivale a 186 287,49 millas/s.

  18. La Tierra rota a una velocidad de 1 609 km/h, pero se desplaza a través del espacio a la increíble velocidad de 107 826 km/h.

  19. Los astronautas no pueden eructar porque la ingravidez no permite la separación de líquido y gas en sus estómagos.

  20. Una millonésima de la millonésima de la millonésima de la millonénisma de la millonésima de segundo después del Big Bang, el universo ya tenía el tamaño de un guisante.

  21. Dentro de 5 mil millones de años el Sol se quedará sin combustible y se convertirá en una Gigante Roja.

  22. Si el Sol fuese del tamaño de un balón de playa, Júpiter tendría el tamaño de una pelota de golf y la Tierra sería tan solo un guisante. Si el Sol midiese tan solo una pulgada de diámetro (2,54 cm), la estrella más cercana se encontraría a 716 km de distancia.

  23. Alrededor de mil billones de neutrinos del Sol habrán atravesado tu cuerpo mientras lees esta frase.

  24. El cohete Saturno V que llevó al hombre a la luna desarrollaba una energía equivalente a 50 aviones Jumbo 747.

  25. Si cada estrella de la Vía Láctea tuviese el tamaño de un grano de sal, entre todas podrían llenar una piscina olímpica.





Nada de a vista de pájaro… A vista de Satélite

2 10 2007

CamisetaTodos conocemos el tremendo impacto que ha tenido Google Earth en los internautas. Pocos son los que se siguen extrañando con la aparición de imágenes tan curiosas como un coche volador, el efecto de una montaña que parecía la efigie de un indio tumbado o el logo de “Coca-Cola” más grande visto nunca realizado con botellas. Y Google Earth no es que se haya detenido: ofrece un simulador de vuelo, una versión en 3-D de los lugares más representativos del planeta, una versión para admirar el espacio… Miles de personas disfrutan desde la tranquilidad de su hogar de imágenes en tiempo real (más o menos) del otro lado del mundo… y todo desde la comodidad de sus casas.

Por eso no es de extrañar que exista un creciente interés en potenciar este sistema, y ahora le toca el turno a E-Globe, la versión europea del programita. Esta plataforma cuenta con la participación de 25 empresas, pero es quizás la participación del astronauta Pedro Duque lo que más llame la atención. La idea del español es que el sistema de imágenes virtuales equipare al estado actual de este tipo de tecnología. Así, Internet se conformaría como un gran archivo enciclopédico de forma que el usuario podría buscar y encontrar todo a vista de pájaro. Con ello, no podemos sino imaginar levemente lo que esto puede suponer en el intercambio de información, en la forma de concebir los fujos de datos, de conocimiento. El sistema será accesible de un modo explicable desde el concepto de “Páginas Amarillas”, tan sólo que éstas serían virtuales, es decir, que al usuario que requiere la información le aparecería todo lo necesario de una forma rápida y sencilla.

Está claro que hoy por hay, aunque es factible, debe optimizarse, ya que se necesitaría una velocidad de conexión mayor para que el sistema funcione aprovechando todo su potencial. Como suele pasar en estas ocasiones, sólo el tiempo puede enseñarnos lo que será o no, hasta dónde llegará el hombre o la tecnología, hasta dónde…





Nuestro planeta, esa cuna que nos mece

17 09 2007

TierraEs una época en la que miramos más al cielo que a nuestro propio planeta, que lanzamos un plátano de helio y papel al espacio para que se quede en órbita geoestacionaria por el módico precio de un milloncejo de dólares de nada, cuando dentro de nada podremos viajar al espacio como el que va a Torrelodones y hay más ordenadores inscritos al proyecto de búsqueda de vida extraterrestre SETI que a programas de búsqueda de soluciones a enfermedades… Así estamos, que nos importa más un puntito en el espacio que una montaña en nuestro propio país. A la Tierra, nuestro planeta, nuestro hogar desde siempre, aún nos reserva muchos secretos en sus entrañas. No ha sido hasta hace poco cuando se ha iniciado su exploración (apenas 2.000 años), con lo que se puede decir que estamos dando los primeros pasos en una vida de conocimiento… de autoconocimiento. Las tres cuartas partes del globo terráqueo lo forman las grandes y azules, millones de kilómetros cúbicos que pueden esconder, y de hecho pongo la mano en el fuego que así ocurre, innumerables secretos aún por desvelar. ¿Quién puede decir con seguridad que se ha explorado la totalidad de los océanos? Nadie, existen barreras como la presión que impiden que se investigue el fondo de fosas marinas mucho más grandes que el Everest. Y eso tan sólo bajo el agua. Además, podemos decir que cada día se descubren nuevas especies de animales, y si tenemos en cuenta el gran número de especies que desaparecen a un ritmo entristecedor, podemos pensar que son innumerables los animales que conviven con nosotros y jamás veremos con vida, ya que desaparecerán antes de que se hallen. Así de triste… y así de cierto. No es cuestión de dejar la carrera espacial… nada de eso, me parece muy bien que se mire al cielo puesto que es precisamente en algún punto lejano de los que vemos cada noche donde esté nuestro verdadero hogar. Pero lo que hay que tener presente es que el hogar de ahora, el nuestro, el de verdad, es la Tierra. Esa Tierra llena de basura, de guerra, de contaminación, de espacios inexplorados, de secretos inconcebibles… ese es nuestro hogar. Así que desde aquí quiero intentar que dejemos de lado un poco el cielo estrellado y miremos al suelo, a nuestra madre tierra, a Gea, para que nos deslumbre con algún susurro que se oculte tras una simple hoja, debajo de esa piedra extraña, al lado de ese riachuelo que nadie observa, en el cambio de temperatura sin sentido que azota un valle al atardecer… Miremos al suelo, miremos y sonriamos con lo que la Naturaleza nos ofrece: todo un mundo de posibilidades, todo un planeta de oportunidades.





¿Serán enanitos verdes o babosas azules?

11 09 2007

La vida extraterrestre (entiéndase de la forma correcta, es decir, nada de ciencia-ficción… sino lo que hace referencia a lo que se encuentra fuera de la Tierra) es algo plausible pero que no está probado aún. Por mucho que algunos se empeñen en defender aquello de que están entre nosotros, nos vigilan o que intentan hacer un híbrido… lo cierto es que no existen pruebas concluyentes sobre el particular.

Llegados a este punto, quisiera aclarar que esto no quiere decir que no crea que existe vida fuera de nuestro planeta, sino todo lo contrario. Siempre me gusta hacer de abogado del diablo en cuestiones de este tipo, creo que es la única forma de generar un poco de imparcialidad… esa imparcialidad que personas del bando “creyente” y del “escéptico (por decirlo de alguna manera) carecen y que es tan importante para el avance de la Ciencia.  La vida se generó en nuestro planeta gracias a multitud de variantes que confluyeron en un momento determinado en medio del silencio del espacio: temperatura, agua, descargas eléctricas, presencia y combinación de aminoácidos, presión, gravedad y un largo etcétera. Por eso se hace muy cuesta arriba pensar que ahí fuera haya pasado lo mismo en algún planeta perdido de la mano de dios.

 Pero también hay que pensar en eso de la inmensa cantidad de soles que existen sólo en nuestra galaxia, y si eso lo multiplicamos por las galaxias conocidas, nos da miles de millones de posibilidades de que en uno de esos soles haya un planetillo hermano de la Tierra. Y eso sin contar las posibilidades del universo que aún no conocemos. Podemos imaginar cientos, miles de mundos habitados por formas de vida que se nos pueden antojar inverosímiles. Hay que tener en cuenta que la vida, tal y como la conocemos está basada en el carbono pero… ¿qué pasaría si se basara en otro elemento? Una posibilidad que se baraja es el silicio, muy parecido al carbono. No hablamos de hombres de arena ni de perros de cristal, sino de otras formas mucho más difíciles de imaginar. Parémonos a reflexionar sobre la forma posible que podrían tener:  

  • A lo mejor no necesitan ojos debido al aumento de radiación solar en su planeta por una atmósfera enrarecida de algún gas letal para nosotros.

  • Puede que se comuniquen por señales telepáticas o infrasonidos que se transmitan a través de sus huesos, pero no haría falta que se tocasen por su desarrollada sensibilidad para recoger las imperceptibles ondas sonoras.

  • Quizás su cerebro se encuentre menos desarrollado que el nuestro (siempre en términos generales) no porque sean inferiores, sino porque en su evolución no necesiten avanzar hacia una mejora de sus capacidades intelectuales. O simplemente, su sistema nervioso sea parecido al de las plantas.

  • La forma humanoide no tendría que ser la suya, ya que si tienen otras características en el planeta, su cuerpo se adaptaría evidentemente a éstas. Por este motivo podemos imaginar desde grandes masas informes que se desplacen reptando por el suelo debido a una tremenda gravedad planetaria.

  • Su atmósfera carente de oxígeno podría originar una evolución de su sistema respiratorio en el que aprovecharan otro gas como fuente de vida, sería algo parecido al efecto de las plantas y su conversión del dióxido de carbono, sólo que sin oxígeno no puede haber dióxidos, sino que podrían respirar trinitrotolueno y que sus “pulmones” funcionasen de un modo similar a un pistón de un motor de explosión. 

Y esta imaginación puede dispararse aún más si tenemos en cuenta las múltiples dimensiones existentes. En el multiverso posible, pueden existir universos con múltiples variaciones en cuanto a las leyes físicas que los rijan, por lo que ya puede existir cualquier cosa. 

Por lo pronto, yo voy a seguir mirando hacia arriba a ver si veo algún frisbee  con lucecitas de colores encima de mi cabeza. Y para que más de uno se forte las manos e imaginando lo que allí puede haber… les dejo una imagen que corresponde al primer planeta extrapolar confirmado:

Exoplaneta