REDIRECCIONANDO EL CONOCIMIENTO

9 12 2008

Para todos los que siguen el sotano del conocimiento, hoy tenemos la noticia de que, por fin, se ha abierto un nuevo espacio que tendrá todo el pasado, presente y un nuevo futuro de este blog. Como no podría ser de otra manera, se llama “El Sótano del Conocimiento” (http://www.elsotanodelconocimiento.es).

Esperamos que sea del agrado de los seguidores de este espacio de reflexión, curiosidades, humor, frikadas y, sobre todo, conocimiento.

Anuncios




¿Dónde van los personajes de videojuego cuando mueren?

18 02 2008

Mario_bros_muertosEstas líneas van dedicadas a todos aquellos gamers (jugones en castellanish), pequeños o grandes, que juegan y juegan sin preguntarse algo muy simple: ¿qué pasa con todas aquellas vidas que se pierden debajo de una piedra, atropelladas por un tronco de acero o quemadas por una bola de fuego? Hablamos de Mario, Sonic, Lara Croft, Horace, Pacman, Alex Kidd, Megaman, Yoshimitsu, Link… todos aquellos héroes que manejamos sin ningún miedo y que, tarde o temprano caen por un barranco, reciben una bomba nuclear en la espalda o pisan una mina para tanques. 

Son horas y horas las que muchos pasan delante de la pantalla, haciendo que sus personajes favoritos salten, trepen y maten a todo lo que se pone por delante, pero muchas veces la suerte no está de cara, y sus personajes mueren. Pero eso es sólo un momento, es la magia del videojuego: el “continue” da paso a otra vida de nuestro valiente héroe. Hasta ahí todo normal pero… ¿Qué pasa con los cadáveres de esos personajes cuando mueren? Como mucho, lo que sabemos es que desaparecen al estilo de descomposición molecular de teletransporte utilizado en Star-Trek. Esa sería la solución encontrada en el universo de los videojuegos, ya que si no fuera así, tras unos pocos “continue”, el olor a Mario en descomposición sería horrible y las setas se marchitarían sin remedio. Además, imagina el trauma de Luigi al ver a su hermano muerto por todas partes… horrible. 

Lo que parece es que hay un Enterprise (o similar) en cada mundo de los videojuegos, y transporta los cadáveres a otro lado. Pero esto plantea otro problema aún mayor: ¿dónde van esos cadáveres? ¿Se queman o se entierran en un mundo-cementerio especialmente diseñado para esta labor? De todas formas, si se entierran será parecido a una fosa común para cada personaje, porque si hubiera una para cada vida, Luigi se volvería loco al tener que limpiar millones de lápidas de su hermano, con inscripciones del tipo “Mario 18:00 horas del martes 12 de Febrero de 2008 – 18:01 horas del martes 12 de Febrero de 2008”. 

Además, aunque esté solucionado el problema de los muertos, surge otro peor: ¿cómo es que hay una vida completamente lista para suplir al que acaba de morir? Parece ser que la respuesta estaría en una especie de “fábrica de clones de personajes de videojuegos” que tendría como finalidad la creación, enseñanza y custodia de los clones de aquellos personajes que son demandados por los videojuegos, y todo hasta el momento en que son reclamados por el jugador. En ese momento, el Enterprise se llevaría al muerto y lo reemplazaría por el clon, listo para pasar a la acción. Esto explicaría la eterna apariencia de los personajes, que no envejecen nunca…

Lo único que restaría sería el problema de que los clones conocieran su destino, así como a los demás clones. Si Mario conociese a los demás Marios y encima se diese cuenta que su vida se va a reducir a saltar encima de tortugas y esquivar setas, el motín estaría asegurado. Lo lógico es que existan cubículos individuales donde se mantenga a cada vida de cada personaje en animación suspendida, con una memoria base común, y que sólo se amplía con los conocimientos necesarios para continuar la partida “cedida” por su colega, y eso justo en el momento de la reanimación. 

Así pues, se plantea el dilema moral de volver a jugar a cualquiera de los cientos de juegos a los que estamos acostumbrados… porque sabemos lo que hay detrás de ellos. Lo que podríamos hacer es intentar liberar a esos clones de su no-vida. ¿Acaso creíais que la trama de Matrix estaba basada en la vida real? Pues no, es el resultado de un pequeño Sonic que escapó de allí y se lo contó todo a una pareja que se encontró casualmente durante su huida: los hermanos Wachowski. 

A partir de ahora, cada vez que juguemos, habrá que tener en consideración todas aquellas vidas que se pierden gratuitamente… podemos solucionarlo si estamos unidos.





¿Cuánto vale tu cadáver?

11 02 2008

MuertecitoHoy nos encontramos con ese “puntito” de humor negro que a muchos hace gracia, otros detestan y los más son los que se ríen por lo bajo (porque se supone que no está bien visto reírse de la muerte y cosas por el estilo). Sea como sea, hacemos partícipes a nuestros lectores que estén pensando donar su cuerpo a la Ciencia (no hablamos de donantes de órganos, se merecen el mayor de los respetos) para que se prueben avances en Medicina que harían palidecer al menos escrupuloso. Cuando la gente imagina eso de donar el cuerpo a la Ciencia, visualizan grandes y modernos laboratorios de investigación, con científicos reconocidos a nivel mundial y que se sirven de nuestro cuerpecito serrano para probar alguna que otra vacuna, ver las reacciones de algunos órganos ante estímulos químicos, etc… Pero que nadie se lleve a engaño si alguno de los conejillos de indias va a parar a un aula de Medicina. Cierto es que, entre todos esos “pardillos”, puede estar el descubridor de un tratamiento contra el SIDA, la prevención total del cáncer o el inventor de una vacuna contra la alopecia, y eso es digno de considerar, si bien hay que valorar también que nuesto cuerpo servirá para que estos “imberbes” jugueteen con nuestras tripitas como si fueran plastilina.

Por ese motivo, para todos aquellos que, aún así, sigan pensando en donar su usado esqueleto cuando ya no lo quieran, traemos una curiosa aplicación que nos permite calcular el valor exacto de nuestro cadáver, así de simple. En el siguiente enlace accedemos a un cuestionario de 20 preguntillas por las que sabremos si tenemos un cadáver caompetitivo en el mercado o somos más del apartado de oportunidades.

Por mi parte, ya me hice el cuestionario y… bueno no es mucho pero, total, para lo que me va a servir cuando esté en la cajita…

$3790.00The Cadaver Calculator – Find out how much your body is worth.





Meme: ¿cómo eres de geek?

8 01 2008

geek_insideEn esta ocasión, y con la idea de satisfacer la curiosidad de más de un seguidor de este espacio, acepto el meme de un coruñés de “tres tristes tigres”, titulado “¿Cómo eres de Geek?”.

Antes de nada, habría que aclarar el concepto de Geek ya que, aunque a algunos les pueda parecer imposible, existe un gran número de personas que no conocen su significado. Un geek se suele confundir con el típico ”friki”, si bien poco tiene que ver con éste. Así, un geek es aquella persona que siente una especial predilección por los “objetos tecnológicos”.

Una vez oí a alguien decir que un geek no es más que alguien al que le atrae todo lo que tenga pilas, luces o sonidos. Pero un geek es mucho más que eso: un verdadero geek respeta, conoce y experimenta con la tecnología como método de facilitarse (a él y a todo lo que le rodea) la vida. De hecho, este “gourmet de la tecnología” tiene un cuidado gusto por la calidad, utilidad y usabilidad que la tecnología le ofrece. Por ello mismo, aunque parezca que están esperando a que salga el último modelo de móvil para comprarlo “urgentemente”, son muy selectivos en cada uno de los aparatos, gadgets o como cada cual quiera llamarlo. De hecho, para mí un geek está más allá de algo con pilas, sino que cualquier tecnología puede considerarse objeto de gozo para él por el simple hecho de su funcionalidad. Me explico: si tú tienes un telescopio (como es mi caso) puede que eso no lleve pilas, motor o luces, pero la óptica y lo que se puede hacer con ella también puede tomarse como un logro de la tecnología humana.

Por ello, para seguir con el meme antes referido, podría decir que tengo un móvil con cámara que te saca más guapo de lo que eres o un ordenador con condensador de fluzo incorporado, pero prefiero centrarme en aquellos “aparatejos” que no se suelen poseer. Y sin más, empezamos esta lista de los objetos tecnológicos “curiosos” que tengo en mi poder: 

  • Empezaremos por decir que, como buen aeromodelista, tengo una buena colección de equipos de radiocontrol. Para aquellos que no se encuentren familiarizados con el tema, sólo destacar que un equipo de radiocontrol común se compone de un emisor (que, aparte de otros sistemas, suele ser en FM, y emitir en la frecuencia legal vigente según la ley española: 35 Megaherzios) de varios canales con los que se controlan varios servomotores, conectados a un receptor, que mueven las superficies móviles y otros dispositivos del modelo. Algunas de estás “joyas” tienen hasta dos procesadores y un sistema operativo Windows… pero tranquilos que no se cuelga…
  • “Tripas” variadas de antiguos cadáveres de ordenadores. Lo mejor de todo es que tengo algunas RAM que no creo que vuelva a utilizar porque tienen poca capacidad pero… es que da mucha pena (vosotros sabéis de lo que hablo).
  • Dos ordenadores Spectrum (uno de 16K y otro de 48K), si, de esos de Sinclair de los del Horace, Fighter Pilot y otros juegos del estilo que se cargaban en cinta y que si respirabas al lado durante los 4 o 5 minutos que duraba el proceso, se colgaba y había que empezar de nuevo. Tuve en mis manos un Amstrad de esos que parecen un teclado enorme con un lector de cintas de cassette integrado, pero no creo que estuviera operativo (sobre todo después de que lo destripara para ver cablecitos y demás órganos vitales de la criatura).
  • Una gran colección de calculadoras científicas, todas iguales (de las, para muchos, habituales, “Casio fx-82″). Lo curioso de esto no es que las tenga, sino que sólo aparecen de una en una. Me es imposible encontrar más de una calculadora al mismo tiempo… estarán en la dimensión matemática producida por el derrame de nanopartículas que envuelven su estructura atómica, volviéndolas invisibles al ojo humano. O pueda que las pierda y aparezcan cuando no tengo ninguna y busco sólo hasta encontrar una.
  • Unos 6 o 7 paquetes de pilas recargables de tipo “AA” o R-6 (cada cual que tome la nomenclatura que mejor le parezca)… por si las moscas.          Luz de policía de esas que dan vueltas en el techo de los coches camuflados al más puro estilo Hollywood.
  • Una guitarra eléctrica. Esto no tendría nada de raro si no fuera porque me la regaló un vecino mío que “ya no la quería”. Cosas que pasan. Por cierto, sigo dándole vueltas a cómo convertir una bandurria de esas de las de tuna (si, una larga historia… pero no fui/soy/seré tuno, que luego se confunden conceptos) en versión eléctrica. No sé cómo adaptar las pastillas para cuerdas dobles (se aceptan sugerencias).
  • Un muñequito de unos 40 centímetros de alto que simula un esqueleto vestido con algo que recuerda vagamente a Elvis. Pero lo mejor es que tiene un sensor de movimiento que, al activarse, hace que el esqueleto baile, encienda los ojos y mueva la ”mandíbula” al compás de una movida canción. Si, os parecerá friki, pero todo el que lo ve se queda embobado mirando. 

Supongo que se me olvidan algunas cosillas, pero así, a voz de pronto, es lo que puedo rascar de la superficie de mi cabeza. Como se puede observar, no sobresalgo en demasía del común de los mortales, y eso que no llevo un pendrive como llavero o colgante (como más de una/o que conozco), o llevo el manos libres del móvil siempre encima para poder escuchar música en cualquier momento/lugar sin problemas.

De todas formas, invito a todo aquel que quiera realizar su propia lista, que se anime sin dudarlo. Puede que alguien tenga algo que ni se sepa que existe, pero que sería beneficioso para la humanidad (por humanidad se entiende al propio geek y su mundo). Saludos cibernéticos a todos.





Al rico… tomaco

27 11 2007

TomacoEsta entrada está dedicada a todos los seguidores de los Simpsons. Hoy vamos a hablar del “tomaco”, esa extraña planta híbrida que logró cultivar Homer con la ayuda de un poco de plutonio que le enviaron de su “segura” central nuclear. Después de una noche con un brillo extraño, brotaron unas matitas que resultaron ser el comienzo de una nueva especie con aspecto de tomate pero con el sabor e índice adictivo del tabaco.Hasta ahí lo que sabíamos, pero ahora viene lo bueno: el “tomaco” realmente existió. Exacto, culpa de un seguidor (Rob Baur) de la serie que, animado por sus personajes favoritos, realizó un injerto allá por el año 2003. Al parecer, tampoco es tan decabellado, por mucho que lo parezca… en realidad ambas especies pertenecen a la misma familia, por lo que, en teoría, es viable. Lo que no sabemos es si hubo vacas adictas al verdadero tomaco y el bueno de Rob tuvo que esconderse en su cabaña para huir de ellas o si alguna marca de tabaco le ofreció algunos eurillos para sumar a las filas de adictos al tabaco aquellas personas que, en principio, no estarían dispuestas a fumar: deportistas, embarazadas, niños… en definitiva, gente sana que huye del humo.

Sea como fuere, y dejando de lado “conspiranoias”, lo que sería curioso es probar algunos injertos más del estilo. ¿A nadie le gustaría saborear un plátano con sabor a lenteja? La verdad que no… dejemos las cosas como están.





Las leyes más absurdas del mundo

21 11 2007

JuezTodos sabemos que somos iguales ante la ley, que tenemos derecho a ser respetados, a un puesto de trabajo digno, a sentirnos libres… pero sea como sea, esas leyes resultan muy aburridas. En nuestro país, eso de divertirse con la ley parece que no nos va demasiado. En esta ocasión proponemos que se incorporen algunas de estas leyes que, al menos, resultan divertidas. De hecho, hemos confeccionado una lista especial para los británicos, porque ya sea por su poca actualización legislativa o porque les aprieta mucho el nudo de la corbata y no les riega el cerebro demasiado bien, lo cierto es que algunas de sus normas son… “especiales”. Juzguen ustedes mismos:

En el Reino Unido:

          Si aparece una ballena muerta en las costas británicas, la cabeza es del rey. Sin embargo, la cola pertenece a la reina en el caso de que necesite los huesos para su corsé.

          En Londres es ilegal montar en un taxi si se tiene la peste.

          En la ciudad de York (Inglaterra), es legal asesinar a un escocés dentro de las antiguas murallas, pero sólo si él lleva un arco y flechas.

          En Chester (Inglaterra), los galeses no pueden entrar a la ciudad antes de la salida del sol, y no pueden permanecer en ella una vez se ha puesto.

          En el Reino Unido, un hombre que se siente obligado a orinar en público puede hacerlo siempre y cuando apunte hacia la rueda de su vehículo y mantenga su mano derecha apoyada en él.

          Está permitido pasear un rebaño de ovejas a lo largo del Puente de Londres sin tener que pagar peaje, lo mismo que ocurre con los gansos en Cheapside.

          En el Reino Unido, los hombres menores de 14 deben practicar diariamente el tiro con arco.

          En Lancashire (Inglaterra), si un policía te para en la orilla del mar, está prohibido que incites a un perro a ladrar.

          En el Reino Unido, una embarazada puede orinar donde quiera, incluso en un casco de policía.

          Los barcos de la Armada Real Británica que entran al Puerto de Londres deben proporcionar un barril de ron a los encargados de la Torre de Londres.

          En el Reino Unido, es ilegal no contarle al cobrador de impuestos lo que no quieres que sepa. Sin embargo, puedes ocultarle lo que no te importaría que supiese.

          En el Reino Unido, se considera un acto de traición poner al revés un sello de correos en el que aparece una imagen de la monarquía británica.

          Es ilegal morir en el Parlamento británico.

          Va contra la ley que un taxi transporte cadáveres o perros rabiosos en Londres.

En el resto de mundo:

          En Vermont (Estados Unidos), las mujeres necesitan un permiso firmado por sus maridos para usar dentadura postiza.

          En la ciudad estadounidense de Boulder, Colorado, es ilegal matar un pájaro dentro de los límites de la ciudad, así como ser el dueño de una mascota (legalmente, los ciudadanos sólo son “supervisores” de éstas).

          En Kentucky (EEUU), es ilegal llevar armas ocultas que excedan de los dos metros de largo.

          En Florida (EEUU), las mujeres solteras que salten en paracaídas los domingos pueden ser encarceladas.

          En Miami, es ilegal pasearse por la comisaría de Policía en monopatín.

          En Ohio (EEUU), es ilegal tener un pez borracho.

          En Alabama (EEUU) , es ilegal vendar los ojos a una persona mientras conduce su vehículo.

          En Francia, es ilegal poner de nombre a un cerdo Napoleón.





Imagen secreta de Mclaren… lo que todos imaginábamos

6 11 2007

Hace unos días, en una de mis incursiones internetiles tuve acceso a una información clasificada de Mclaren. Al fin se ha descubierto todo lo que estaba oculto en el box del futuro ex-equipo de Alonso:

 

Mclaren