REDIRECCIONANDO EL CONOCIMIENTO

9 12 2008

Para todos los que siguen el sotano del conocimiento, hoy tenemos la noticia de que, por fin, se ha abierto un nuevo espacio que tendrá todo el pasado, presente y un nuevo futuro de este blog. Como no podría ser de otra manera, se llama “El Sótano del Conocimiento” (http://www.elsotanodelconocimiento.es).

Esperamos que sea del agrado de los seguidores de este espacio de reflexión, curiosidades, humor, frikadas y, sobre todo, conocimiento.

Anuncios




Ahora Don Quijote no podrá alcanzar los molinos porque… estarán volando

7 05 2008

¿Qué pensaríais si os dijera que dentro de muy poco podemos tener turbinas para generar electricidad que sustituirían a los armatostes de los molinos de viento? En principio esto no tendría nada de raro, si no fuera por la particularidad de que estas turbinas ¡flotarían en el aire! La noticia ha saltado gracias a la empresa Magenn Power Inc, que lleva ya algún tiempo trabajando en sistemas parecidos a éste, aunque no con el éxito del MARS (Magenn Air Rotor System), que es como se llama el invento.

Las primeras pruebas se han realizado dentro de un hangar de la Marina de los USA, aunque si todo resulta como se espera, las pruebas en campo abierto no debieran demorarse mucho. Pero lo que seguramente se estará más de uno preguntando es cómo puede una turbina pesar menos que el aire ¿verdad? Muy sencillo: tan sólo hay que pensar en algo así como un globo/zeppelín que tiene en su interior una serie de aspas que se moverían por efecto del viento, generando electricidad, que se recogería por unos cables que llegarían hasta unos acumuladores y que, además, servirían para “amarrar” el conjunto y que no se fuese a la deriva.

Como es fácil pensar, sólo es necesario un equipo técnico y humano muy reducido para poner en orden de vuelo uno de estos aparatos, con lo que los costes se reducen infinitamente, por no hablar de que la operatividad es casi inmediata. Cualquier lugar que necesite de electricidad puede abastecerse rápidamente con este sistema. Pensemos en un lugar temporal donde es necesaria la electricidad pero que, por supuesto, no se puede construir un aerogenerador convencional y puede que no se puedan transportar grandes grupos electrógenos o baterías porque el terreno sea demasiado abrupto… la solución es soltar uno o varios de estos globitos y asunto arreglado.

Según las propias palabras de la compañía, las primeras turbinas tendrán unas dimensiones de 7.6 x 19,8 metros y serán capaces de producir hasta 10KW. Y eso sólo son las primeras, porque si imaginamos algunas mucho más grandes colocadas en lugares donde el viento sea constante y fuerte, las posibilidades se disparan de forma increíble.

Habrá que esperar al menos hasta el año que viene para ver volar uno de estos ingenios, aunque si alguien quiere ir probando, puede hacerse de un globo de helio y ponerle una hélice que mueva un motorcito eléctrico… quizás sea la solución en la búsqueda de energías renovables.





Algunos franceses tienen prohibido morirse (el mundo está loco)

25 04 2008

Esta noticia se podría incluir perfectamente dentro del post que realizamos sobre leyes absurdas, aunque nos ha parecido conveniente extendernos en esta “joya legislativa” porque es un claro exponente de cómo está el mundo de loco.

El título de estas líneas son bastante explícitas: “algunos franceses tienen prohibido morirse”, ahí es nada. Esto surge a partir de un bando municipal emitido por el propio alcalde de una pequeña ciudad del suroeste francés, Sarpourenx. Al parecer, esta “drástica” medida, a la postre un pelín excéntrica, ha visto la luz porque en el camposanto de la ciudad no hay más sitio donde los fallecidos puedan reposar sus huesudos traseros. Se podría pensar en que lo más sencillo sería ampliar el cementerio en lugar de retar a la de la guadaña, pero parece que un tribunal ha denegado la expropiación del terreno necesario (unos 5000 metros cuadrados), dejando el “tumbódromo” con sus apenas 400 metros cuadrados.

Al final, al buen edil no se le ha ocurrido otra cosa que protestar de esta forma, y pensando en una forma de solucionar el problema, supongo que entre delirios se me ocurrió una teoría que hoy quiero compartir con vosotros, a riesgo de que se me tache de loco (aunque probablemente tengáis razón): yo creo que sería mucho más fácil una medida más sencilla y con la que la Muerte puede seguir tranquila de que va a cubrir su cuota de negocio: se trataría de alquilar, o incluso comprar una casa/edificio/habitación en el pueblo más cercano. Cuando se tuviera prevista la muerte de algún vecino, tan sólo habría que trasladarlo al otro pueblo, teniendo que cargar éstos con todos los gastos. En principio puede sonar algo absurdo, incluso puede que muy absurdo, por no hablar del egoísmo que denotaría esta acción, pero si se destinaran unos fondos municipales a sufragar los gastos funerarios del otro pueblo, seguro que los vecinos no se quejaban tanto, además que ese tipo de acciones desgrava Hacienda…

También está el problema de que alguien fallezca de forma súbita, por ejemplo, en un accidente de tráfico. Para solventar este “contratiempo”, el ayuntamiento podría plantearse distribuir sistemas de protección extra para los vehículos que se encuentren en la ciudad. Así, el negocio de los sistemas de protección tales como paragolpes o airbags puede florecer como un nuevo tipo de industria de la ciudad, puede que con el tiempo se convirtiese en una potencia que exportase sus productos a otros países, y más aún sí tenemos en cuenta que habrían productos que completarían esta protección, tales como calzada realizada en compuestos a base de goma, esquinas de los edificios recubiertas de espuma, servicio de protección de accidentes fortuitos (ramas de árboles que se caen, cristales rotos, etc.). Así esta ciudad se convertiría en un pequeño “búnker protector” y, con ello, seguro que el reclamo turístico estaría asegurado.

Pero este trasiego de personas “forasteras” conlleva un peligro extra derivado de automóviles que no tengan esta protección añadida, pero esto se solucionaría con la prohibición de circular con vehículos que no pagasen el impuesto de circulación de esa ciudad. O puede que la solución fuera erradicar cualquier vehículo de la ciudad, aunque eso supondría más problemas que los otros métodos planteados.

Por otro lado, los “forasteros” a los que nos hemos referido también suponen un peligro potencial, si bien un reforzamiento policial significaría que los delincuentes que pudieran acudir lo tendrían muy difícil para actuar.

Así que, debido a la prohibición de expropiación de más terreno del cementerio, puede que la ciudad se convirtiese en todo un centro de ocio y peregrinación a nivel internacional, con lo que el imperio económico resultante podría ser comparable con una nueva Las Vegas, aunque en “versión seguridad”. El negocio está ahí, sólo queda que el alcalde de Sarpourenx recoja el testigo. No dudamos de que los inicios serán duros y que exigirá un esfuerzo de toda la ciudad, pero la tasa de creación de nuevos empleos y la ingente cantidad de dinero que entraría en la ciudad seguro que compensa cualquier esfuerzo.





Parapentes fúnebres

18 03 2008

ParamotorSiempre me he resistido a poner noticias directamente en este espacio, pero es que la que nos ocupa tiene demasiada “chicha” como para dejarlo pasar. Se trata de dos chicos, pilotos de parapente (dato importante) que han puesto en marcha una iniciativa bastante curiosa: un servicio de esparcido de cenizas al aire desde el aire.

Ya no tenemos excusa para no desear que nuestras cenizas descansen allá donde queramos o, simplemente, donde las lleve el viento, nunca mejor dicho. Lo que nadie ha pensado es que habrá que mirar un poco hacia abajo antes de lanzar esa “bomba”, porque no creo que sea muy agradable que te caiga un par de kilitos de ceniza en la cabeza mientras das un paseo por el campo, y eso sin que te digan que el polvo que te acaba de caer se llama Romualdo y murió de un ataque al corazón la semana pasada… a poco que seamos aprensivos, hay más de uno que seguro que estará una semana pensando si inhaló un poco de Romualdo. Incluso podríamos decir que si tragamos ese polvillo, se puede considerar un acto de canibalismo, aunque en vez de chuleta de pollo, la “ración” tiene que saber a Ducados.

También hay que mencionar el trabajito de los pilotos, que no deja de ser bonito en el sentido romántico de la palabra, yo no digo que no, pero y eso de…“¿tú en qué trabajas? ¿Yo? Tiro cenizas de muertos al aire mientras vuelo. A mí me sigue sonando un pelín raro. Y habrá que ver también la broma del arrojo de cenizas, porque la demanda del servicio no debe ser muy elevada, así que amortizar la empresa a base de cenicitas… Ya, ya sé que es la última voluntad, hay que respetarla, no tiene precio y todo eso… pero vamos, que algunos moribundos parece que escogen adrede cosas raras para que los “que quedan” no se aburran mientras cumplen la última voluntad.

Lo que queda claro es que a partir de ahora, aunque el sol nos pegue collejas durante un paseo por el campo, lo mejor es llevarse un paraguas, y no precisamente para protegerse de la lluvia, sino de Romualdo…





Demandas absurdas, curiosas y raras… la gente se aburre mucho

27 02 2008

Demanda GoogleTras algunos problemas con nuestro servicio de posteo, volvemos a la carga con una noticia que ya es conocida por muchos, pero ignorada por otros: una demanda contra Google, pero no una cualquiera sino… la demanda más absurda del mundo.

El caso ocurrió en un juzgado de Pennsylvania, cuando Dylan Jayne se presentó con una goja manuscrita donde explicaba la demanda contra Google. Al parecer, asegura que su número de la seguridad social, escrito al revés, representa el nombre “google”, lo que le provoca angustia y desazón por estar sometido a un constante peligro.  Hasta ahí todo “bien”, pero es que habría que imaginar la cara del juez cuando le indicó que reclamaba la módica suma de 5.000 millones de dólares por daños y perjuicios. Llegados a este punto, cuando más de uno está pensando contra qué se pegaría en la cabeza el señor Jayne de pequeño para llegar a pensar esto, hay que decir que la denuncia es completamente legal, pero el gigante de Internet… missing.

Otra de las demandas más curiosas la protagonizó Scott Gómez, cuando demandó a la cárcel donde se encontraba recluido por la caída que tuvo durante su escapadita. Al parecer, los nudos de las sábanas se “relajaron”, y lo peor es que nuestro amigo estaba a 12 metros… Al final un mes en el hospital. Pero justo cuando se le aclararon las ideas, presentó una demanda contra las autoridades carceleras por “motivarle a escapar”, argumentando que “temía por su seguridad y por su vida”. Lo mejor de todo es que aduce que debían haberle explicado que si intentaba escapar, lo más seguro es que se hiciera daño.

Y siguiendo con esta línea de demandas que seguro hacen sonreír a más de un juez, en el año En 2004, Timothy Dumouchel, de Fond du Lac, Wisconsin (Estados Unidos), demandó a una compañía televisiva por haber hecho engordar a su esposa y transformar a sus hijos en unos amantes de tumbing o sillón-ball (no hay noticias de la disciplina olímpica utilizada por los chicos).  “Creo que la razón por la que fumo y bebo a diario y si mi mujer sufre sobrepeso es porque vemos la televisión a diario desde hace cuatro años.  Ese mismo año, Frank D’Alessandro, un funcionario judicial de Nueva York, demandó a la ciudad por las heridas que sufrió tras estallar el váter en el que estaba sentado. Sin comentarios.





La electricidad ¿amiga o enemiga?

28 11 2007

Los efectos de la electricidad

La electricidad. Esa fuerza de la naturaleza es, seguramente, el fenómeno más increíble, hermoso e indomable del universo. El concepto parece que lo tenemos claro, así como sus efectos y la forma más idónea para controlar la gran energía que está contenida en “eso” que llamamos electricidad. Incluso fabricamos pequeños almacenes portátiles de electricidad, la conducimos a escasos centímetros de nuestro cuerpo constantemente, la usamos para curar enfermedades, para transportarnos… realmente para casi todo. Y tendríamos que tener un poco más de cuidado.

Si bien esto parece una verdad de Perogrullo, la noticia que viene a continuación corrobora todo lo anterior: el protagonista de nuestra historia, el australiano Frank Clewer, llegó a acumular en su ropa nada más y nada menos que 40.000 voltios, y todo por la conocida “electricidad estática” al frotarse al caminar su camisa de lana con  la chaqueta de nylon. Parece que con este “experimento” no puede pasar nada grave, pero lo cierto es que, a su paso, consiguió derretir plástico del suelo de su coche, quemó una alfombra al pasar por encima y un edificio tuvo que evacuarse para evitar alguna catástrofe. Tan sólo acierto a imaginar el tremendo chasquido que se produciría en las descargas… si alguna vez han oído una pequeña descarga cuando tocamos algún metal o a otra persona, saben de lo que hablo, aunque aumentado miles de veces…y nuestro amigo sin inmutarse, impresionante.

Es cierto que no es algo que pase todos los días, pero habría que tener un poco más de respeto a la hora de manipular ciertos elementos peligrosos si se mezclan con el factor de la energía estática, como es el acto de echar gasolina el depósito de nuestro automóvil.

 Actualización: Por petición, quería aclarar que el “minivideo” corresponde a al impacto de un rayo contra un avión de pasajeros Jumbo en su despegue del aeropuerto de Osaka.





No es el conejo de Duracell, ni Speedy González ni Forrest Gump, pero ganó la carrera y no paró de correr

28 11 2007

MarathonHay personas que corren maratones… eso a nadie le extraña. Pero lo que traemos a continuación se sale un poco de lo que se puede esperar de alguien que gane una de esas duras marchas de fondo. Ocurrió durante el transcurso de una de estas competiciones. Al parecer, la ganadora fue una chica que, tras los 42 kilómetros que dura la carrera (en honor a la distancia que recorrió Filípides en el año 490d.c. desde Maratón de Atenas para anunciar la victoria contra el ejército persa de Darío I), salió corriendo aún más. Ante la estupefacción de los presentes, al final se averiguó la curiosa verdad: la chica había puesto el pretexto de que se encontraba enferma, y todo participar en la carrera. Ella no imaginaba ganar, así que cuando lo hizo, se escondió de las cámaras de televisión, fotógrafos y todo el remolino de curioso que allí se encontraba… y se escondió de la mejor forma que sabía: corriendo.

Ante esta noticia sobran las palabras. No es cuestión de analizar si el gusto por el deporte puede llegar hasta esos límites de mentir en el trabajo, sino lo que queremos destacar el aguante que debe tener la chica. Más de uno de los que leen esto (yo incluido) no podrían ni terminar la carrera… y ella no sólo la termina, llega antes que los demás, sino que además sale corriendo hasta perderse del gentío como si llevara un tigre detrás.

De todas formas, al igual que cuando el hambre aprieta se agudiza el ingenio… cuando hay peligro pueden salir fuerzas de donde no las hay (aunque el peligro sea una reprimenda del jefe).