REDIRECCIONANDO EL CONOCIMIENTO

9 12 2008

Para todos los que siguen el sotano del conocimiento, hoy tenemos la noticia de que, por fin, se ha abierto un nuevo espacio que tendrá todo el pasado, presente y un nuevo futuro de este blog. Como no podría ser de otra manera, se llama “El Sótano del Conocimiento” (http://www.elsotanodelconocimiento.es).

Esperamos que sea del agrado de los seguidores de este espacio de reflexión, curiosidades, humor, frikadas y, sobre todo, conocimiento.

Anuncios




Cuando el aburrimiento acecha… nace el ingenio

18 05 2008

Compañeros de trabajo Frikis los hay, pero cuando además tienen demasiado tiempo libre, los resultados pueden ser muy graciosos.

Hemos encontrado esta “bromilla” que han gastado en una oficina a un inocente trabajador que, estamos seguros de ello, ha tenido algún que otro problemilla para hacer su trabajo con dignidad. Traduciendo: que los informes que preparó durante toda la mañana los escribió en chino mandarín… y eso que no sabe ese idioma. Y si no os lo creéis, mirad esta foto… habla por sí sola.

 

Y por si fuera poco, si ponéis un poco de más atención, seguro que encontráis algún significado en esa sopa de letras…

Mas fotos del teclado  Flickr





Descanso en un partido de la Universidad… la sombra del friki es alargada

8 05 2008

Este video va dedicado a todos aquellos gamers, locos variados y demás seguidores de algún movimiento que se pueda considerar de corte friki. Se trata de uno de los típicos espectáculos que se hacen en los descansos de los partidos en Estados Unidos. Lo lógico sería ver alguna carroza, unos bailes basados en alguna coreografía acrobática o una canción interpretada por el cantante del momento, pero en este tipo de eventos siempre hay alguno del equipo organizador que se deja llevar por su espíritu friki, aunque pocas veces se le deja opinar demasiado. Aunque parece que en esta ocasión, este personaje ha amordazado al resto de los creativos, obligándoles a respaldar su idea. ¿El resultado? Mejor verlo, aunque seguro que cualquier seguidor de Mario, Tetris, Zelda y algunas otras joyas del universo del videojuego disfrutarán de lo lindo.





El origen de la circulación por la izquierda en el Imperio Británico

28 04 2008

Si viajamos al país del té de las 5, los soldados que no pueden moverse y el hogar de la lengua que ridiculizó Opening, seguro que lo primero nos llamaría la atención serían los famosos autobuses rojos de dos pisos. Así que después de ver autobuses rojos… ¿qué nos queda? ¡Que conducen por la izquierda! Si, todos sabemos que lo hacen y esperamos verlo, pero no es hasta que vamos allí y vemos a los coches “conducidos por los acompañantes” cuando nos damos cuenta de que algo raro está pasando.

Ahora bien: de acuerdo que conduzcan por el lado de la calzada que quieran, cada país es libre de establecer sus propias normas de regulación de tráfico pero… ¿para qué hacer eso si todo el mundo conduce al revés? ¿No será que son ellos los que van a contracorriente? La respuesta es mucho más sencilla que eso. En realidad, todo viene de muy atrás, de la época de los caballeros con espada y armadura. Los caballeros circulaban por la izquierda porque la espada se solía llevar en ese lado, y así tenían la mano derecha libre para desenvainar ante cualquier circunstancia que lo requiriese.

Pero la cosa no queda ahí, sino que si cogemos nuestro Delorean y avanzamos un poco más en el tiempo, llegamos a una situación muy curiosa: la circulación de los primeros coches, los de caballos. En aquel momento se circulaba por la derecha, pero tras una serie de incidentes donde el uso de los látigos para instigar a los caballos terminó en tragedia por alcanzar a los pasajeros que venían en sentido contrario, se decidió cambiar el sistema de circulación por la derecha por la circulación habitual que vemos en el United Kingdom, ya que así los peligrosos movimientos de los látigos quedaban por fuera de la calzada y no generaba problema alguno.

Así, todos los países relacionados de algún modo con la Corona Británica circulan por la izquierda, pero… ¿entonces por qué circulamos por la derecha si lo lógico sería hacerlo al contrario? La culpa es del señor Napoleón, zurdo, y que prefería la circulación por la derecha para poder tener a sus oponentes al alcance de su mano izquierda. Por ello, los países en los que, en algún momento ha habido influencia napoleónica, circulan por la derecha.





Algunos franceses tienen prohibido morirse (el mundo está loco)

25 04 2008

Esta noticia se podría incluir perfectamente dentro del post que realizamos sobre leyes absurdas, aunque nos ha parecido conveniente extendernos en esta “joya legislativa” porque es un claro exponente de cómo está el mundo de loco.

El título de estas líneas son bastante explícitas: “algunos franceses tienen prohibido morirse”, ahí es nada. Esto surge a partir de un bando municipal emitido por el propio alcalde de una pequeña ciudad del suroeste francés, Sarpourenx. Al parecer, esta “drástica” medida, a la postre un pelín excéntrica, ha visto la luz porque en el camposanto de la ciudad no hay más sitio donde los fallecidos puedan reposar sus huesudos traseros. Se podría pensar en que lo más sencillo sería ampliar el cementerio en lugar de retar a la de la guadaña, pero parece que un tribunal ha denegado la expropiación del terreno necesario (unos 5000 metros cuadrados), dejando el “tumbódromo” con sus apenas 400 metros cuadrados.

Al final, al buen edil no se le ha ocurrido otra cosa que protestar de esta forma, y pensando en una forma de solucionar el problema, supongo que entre delirios se me ocurrió una teoría que hoy quiero compartir con vosotros, a riesgo de que se me tache de loco (aunque probablemente tengáis razón): yo creo que sería mucho más fácil una medida más sencilla y con la que la Muerte puede seguir tranquila de que va a cubrir su cuota de negocio: se trataría de alquilar, o incluso comprar una casa/edificio/habitación en el pueblo más cercano. Cuando se tuviera prevista la muerte de algún vecino, tan sólo habría que trasladarlo al otro pueblo, teniendo que cargar éstos con todos los gastos. En principio puede sonar algo absurdo, incluso puede que muy absurdo, por no hablar del egoísmo que denotaría esta acción, pero si se destinaran unos fondos municipales a sufragar los gastos funerarios del otro pueblo, seguro que los vecinos no se quejaban tanto, además que ese tipo de acciones desgrava Hacienda…

También está el problema de que alguien fallezca de forma súbita, por ejemplo, en un accidente de tráfico. Para solventar este “contratiempo”, el ayuntamiento podría plantearse distribuir sistemas de protección extra para los vehículos que se encuentren en la ciudad. Así, el negocio de los sistemas de protección tales como paragolpes o airbags puede florecer como un nuevo tipo de industria de la ciudad, puede que con el tiempo se convirtiese en una potencia que exportase sus productos a otros países, y más aún sí tenemos en cuenta que habrían productos que completarían esta protección, tales como calzada realizada en compuestos a base de goma, esquinas de los edificios recubiertas de espuma, servicio de protección de accidentes fortuitos (ramas de árboles que se caen, cristales rotos, etc.). Así esta ciudad se convertiría en un pequeño “búnker protector” y, con ello, seguro que el reclamo turístico estaría asegurado.

Pero este trasiego de personas “forasteras” conlleva un peligro extra derivado de automóviles que no tengan esta protección añadida, pero esto se solucionaría con la prohibición de circular con vehículos que no pagasen el impuesto de circulación de esa ciudad. O puede que la solución fuera erradicar cualquier vehículo de la ciudad, aunque eso supondría más problemas que los otros métodos planteados.

Por otro lado, los “forasteros” a los que nos hemos referido también suponen un peligro potencial, si bien un reforzamiento policial significaría que los delincuentes que pudieran acudir lo tendrían muy difícil para actuar.

Así que, debido a la prohibición de expropiación de más terreno del cementerio, puede que la ciudad se convirtiese en todo un centro de ocio y peregrinación a nivel internacional, con lo que el imperio económico resultante podría ser comparable con una nueva Las Vegas, aunque en “versión seguridad”. El negocio está ahí, sólo queda que el alcalde de Sarpourenx recoja el testigo. No dudamos de que los inicios serán duros y que exigirá un esfuerzo de toda la ciudad, pero la tasa de creación de nuevos empleos y la ingente cantidad de dinero que entraría en la ciudad seguro que compensa cualquier esfuerzo.





El porqué de los ojos rojos en las fotos: no es posesión, tranquilos…

24 04 2008

Este fenómeno es habitual desde que se inventaron las películas fotográficas a color. Todos hemos sufrido alguna vez eso de hartarnos de hacer fotos para que luego salgamos en todas con una cara que parece la de poseído. Da igual que estemos al sol, dentro de casa o comprando calabacines, el caso es que nuestro ojitos se transforman en los de un demonio. A veces resulta molesto, es cierto, pero hay que reconocer que en ocasiones, esos ojitos rojos vienen perfectos para dar el “toque” que les falta a las fotos.

Si hubiéramos preguntado en la Edad Media del efecto de los ojos rojos en las fotos, seguramente nos vendrían con eso de que las fotos capturan el alma (creencia que todavía mucha gente sostiene, sobre todo en algunas tribus africanas o seguidores de la religión vudú). Pero en realidad, tiene una explicación mucho más “terrenal”: cuando se toma una fotografía, las pupilas que recibe la luz se expanden de forma muy rápida y acusada, por lo que ésta se refleja en lo que puede… la retina. Y como la retina tiene infinidad de vasos sanguíneos, el color que se devuelve es un rojo intenso.

Lo normal es que, con las técnicas actuales, esto no tenga mayor inconveniente, ya que unos retoquitos de tipo Photoshop hacen maravillas.

De todas formas, yo creo que una solución puede ser la de ponernos algún tipo de protección para que eso no ocurra. No hablo de lentillas, porque el efecto final será el mismo (porque la luz pasa a través de la lentilla y refleja el rojo de igual manera), así que o bien nos ponemos chinchetas en los ojos o nos quemamos las venas de las retinas… aunque creo que nadie pase por eso, porque me da la ligera impresión de que tiene que doler un pelín. Pero… ¿es que no hay solución? Claro que sí. La rápida y más sencilla es no hacernos la foto, aunque a veces resulta inviable. Otra solución puede ser ponernos gafas de sol, pero corremos el riesgo de que cuando nos hagan algunas fotos, terminemos con el apodo de Steve Wonder… y no queremos aprender a tocar el piano a estas alturas de la vida. Sólo nos queda una solución plausible: simular nuestros propios ojos. ¿Qué? ¿A qué me refiero? Muy sencillo. Se trata de pintarnos unos ojos en nuestros párpados, con lo que sólo tenemos que cerrar los ojos y tendremos una mirada perfecta en todas las instantáneas que nos hagan.

Además, esto tiene otras ventajas, porque puede dormir en clase o en el trabajo sin que nadie lo note (pero si sois de los que roncan, no os lo aconsejo por razones obvias). Con estos ojos, todo son ventajas… yo ya estoy practicando con algunos colores, a ver cuál me sienta mejor…

Some content on this page was disabled on January 14, 2016 as a result of a DMCA takedown notice from Juan José Navarrete Ortiz. You can learn more about the DMCA here:

https://en.support.wordpress.com/copyright-and-the-dmca/





La Ciencia descubre o recicla…

21 04 2008

Acabo de leer un artículo bastante curioso sobre una operación de un tumor alojado en el abdomen de una mujer y que le diagnosticaron como inoperable por su inaccesibilidad, aunque al final encontró un valiente equipo médico que se lió la manta a la cabeza y consiguió una operación en la que extrajeron estómago, bazo, páncreas, hígado e intestinos, operar el tumr y volver a “montar el mecano”… y todo en tan sólo 15 horas.

Esta noticia “engancha” directamente con el deseo que tenía de escribir algún que otro artículo sobre milagros de la medicina. No me refiero a crecepelos y demás “pseudospotingues” que sólo hacen engordar los fondos de esos inventores que rozan más el teletienda de las 3 de la mañana que la Ciencia en sí. No dudo de la veracidad de algunos de estos medicamentos, pero es más probable que no están lo completamente desarrollados como para su comercialización. Sería más lógico estudiar y potenciar los efectos para que las medicinas curen y no sólo mitiguen los síntomas.

No comprendo cómo, a día de hoy, no exista un medicamento, natural o sintetizado, que cure algo tan simple como la gripe. En realidad, lo que hacen las medicinas es reducir los síntomas, pero tiene que ser nuestro cuerpo el que se encargue de acabar con el invasor. Como mucho, lo que la Ciencia hace es aportar cantidades ínfimas de la enfermedad, pero muy debilitados, para que el cuerpo genere anticuerpos. Y yo me pregunto… ¿no es más lógico pensar en una solución sin confiar en el cuerpo solamente? De acuerdo que la Naturaleza es asombrosa y mucho más efectiva de lo que puede serlo una medicina pero… ¿qué pasa si surgiese un nuevo tipo de enfermedad de la que el cuerpo no tuviese anticuerpos? Seguramente que mucha reducción de síntoma pero al final nos pasa lo que viene en los prospectos de los medicamentos, es decir, vómitos, somnolencia, sequedad bucal, reacciones adversas a nivel alérgico, diarreas, erupciones en la piel… o sea que terminamos hechos un asquito.

Por eso, cada vez me sorprende más algunos avances de la Ciencia que, para mí no son tal. Ejemplos de esto están por todas partes, tan sólo debemos mirar con ojos críticos y atemporales. Por ejemplo ¿nadie se ha planteado que el diseño básico de platos, vasos, cubiertos, etc. sigue siendo el mismo desde hace milenios? De acuerdo que son útiles, pero eso no quita con el hecho de que existan otras formas de conseguir que el alimento llegue a nuestra boca. Así, a menudo encontramos un extraño pelapatatas, cortapizzas o similares que, recelosos de su resultado, lo abandonamos en la misma estantería donde lo descubrimos. Pues ese pelapatatas representa el espíritu que quiero resaltar.

Pero no es sólo la comida, sino en la anticuada idea de poner cristales a nuestros ojos para cambiar nuestra vista en lugar de soluciones quirúrgicas más avanzadas, tener un lavabo que sigue pareciendo una palangana en el cuarto de baño en lugar de desarrollar duchas de arena (por ejemplo) que ahorren agua, o que un coche puede llevarnos casi automáticamente al lugar donde deseemos pero sigamos confiando dos toneladas de vehículo y nuestras propias vidas a cuatro pedacitos de goma en lugar de sistemas basados en electromagnetismo u otros métodos más estables.

Todo esto puede resultar demasiado rebuscado, pero queda claro que, aunque seamos capaces de viajar a otros planetas, todavía nos resulta imposible construir un traductor de cualquier lengua que actúe en tiempo real y de forma automática.

A lo mejor, cuando vemos esas imágenes del mundo inspiradas en la filosofía Steampunk de la que es buen reflejo cualquier máquina al estilo de Jim West.