REDIRECCIONANDO EL CONOCIMIENTO

9 12 2008

Para todos los que siguen el sotano del conocimiento, hoy tenemos la noticia de que, por fin, se ha abierto un nuevo espacio que tendrá todo el pasado, presente y un nuevo futuro de este blog. Como no podría ser de otra manera, se llama “El Sótano del Conocimiento” (http://www.elsotanodelconocimiento.es).

Esperamos que sea del agrado de los seguidores de este espacio de reflexión, curiosidades, humor, frikadas y, sobre todo, conocimiento.





Historia de la sociedad y sus raíces más ocultas

19 09 2007

int_008.jpgEn la actualidad, el ocultismo, la magia y la superstición no se contemplan desde la misma perspectiva que hace tan sólo unas décadas. Ahora estamos más acostumbrados a lo palpable, lo tangible, a lo que nos podemos aferrar para no tener que pensar en un más allá sombrío y desconocido. Pero el sentimiento de algo superior está arraigado en el ser humano desde los albores de la civilización… por eso, por mucho que se quiera evitar, lo sobrenatural esta presente en nuestras vidas, y mucho. Si echamos un vistazo a la cantidad de programas de tarot y adivinación, la inmensa marea de filmes que produce Hollywood con la única temática del miedo o la proliferación de sectas y asociaciones más o menos sospechosas de prácticas “anormales”… está claro: la Magia está ahí fuera. Y detrás de esa Magia se esconde toda una Filosofía de la vida, un modo de ver las cosas desde y hacia el lado oculto de las cosas. Para los más indagadores, existe un libro de 1983 titulado “Historia de la Filosofía oculta”, de Sarane Alexandrian. Y para los que no sean tan curiosos como para ponerse a buscar el libro, etc. etc., decir que da buena cuenta de los sistemas de creencias surgidos y desarrollados durante los últimos dos milenios, relacionándose con todo el abanico de creencias relacionadas con el cristianismo. De ahí parte esta obra para hacer un viaje por la Kabbala, el mundo alquímico, la Magia negra medieval, los ritos satánicos, y un largo etcétera. Como apunte curioso, el autor nos deja de soslayo algunas teorías de los fundadores de la Gnosis, analizando las incongruencias de un Dios bíblico definido como infinitamente bueno pero cruel e injusto en sus actos, antes de concluir con una solución a la fórmula un poco drástica: que no existe. De esta forma, aunque el libro sólo tenga en cuenta algunos de los factores universales y rechace otros, sí que es cierto que se trata de una gran obra de la que más de uno estará orgulloso de poseer en su librería por sus aportes históricos de las ciencias ocultas y del folklore de nuestra sociedad.