El día de la cola

14 04 2008

Los pekineses tendrán oficialmente el “día de la cola”. No nos referimos a los perros, sino esas personas que son pekineses, y no es que tengan cara de perro… es que son de Pekín. Como ya se sabe desde hace mucho, Pekín es la próxima sede de los Juegos Olímpicos. Esto no tendría nada de particular si no fuera por el revuelo que se monta allá donde van las olimpíadas. El auge económico de la ciudad se palpa en la gran afluencia de deportistas, público, personalidades y personajes varios que se dirigen a la sede, así que Pekín espera acoger millones de personas durante el tiempo que dure el evento. Por eso, ni nos imaginamos el jaleo que puede montarse si a tanto extranjero le sumamos una buena dosis de habitante pekinés…

Pero para este tipo de eventualidades, la cultura asiática va siempre un paso por delante de nosotros y ya tiene previsto un plan de acción que ayudará a que los tumultos se reduzcan en gran medida, lo que supondrá un alivio en cuanto a las aglomeraciones. Uno de los puntos clave del sistema se basa en lo que han denominado “día de la cola”: el día 11 (escogido por simular la espera del “1” detrás del otro “1”) Pekín entrenará la forma de hacer colas. Puede parecer absurdo a ojos occidentales, pero en realidad es que, en un país donde se multa por escupir en público, hay ya un día de “ceder el asiento” y los policías están obligados a decir “gracias” y “por favor” bajo la pena de vestir de Kitty o que los taxis deben oler bien obligatoriamente… no nos puede extrañar en absoluto que exista “el día de la cola”.

En principio parece que todas estas normas están pensadas para favorecer el espíritu de la ciudadanía y fomentar las buenas maneras de las personas, pero en realidad también existe esa “vuelta de tuerca” que hace que pase de castaño a oscuro: también existen las prohibiciones de gritar o correr en la calle, pero quizás lo peor sea la imposibilidad de llorar en la calle. Cierto es que mejor sería que no se pudiera escupir en la calle, pero en un país donde está prohibido llorar, no es que crea que me pudiera sentir “ciudadano” y “libre”.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

14 04 2008
Min

Pues no me parece mala idea, sinceramente. Aquí también deberíamos entrenar más las buenas maneras.

Curioso blog, felicidades ^^

24 04 2008
tata

Cuentan los mas viejos del lugar, aquellos que dicen haber hecho la mili con lanzas que en tiempos de postguerra (entiendase la del 36) había que hacer cola para todo, se daba el caso de gente que madrugaba tan solo para ponerse en una cola sin saber qué había al final de la misma. Las madres repartían a los niños en distintas colas de la ciudad y así al final del día se aseguraban algo. Tambien se daba el caso de colas que no llevaban a ninguna parte, tan solo era uno que estaba esperando a alguien y el que pasaba se ponía a su lado y así el siguiente, y el siguiente… llegado el momento el primero se marchaba y los demás quedaban allí esperando.
Fijate como cambia todo y ahora vas a carrefour y si ves mas de dos carros en una caja ….”uf, paso de hacer cola”.

4 05 2008
tata

Aqui teneis un monologo de Manu muy bueno sobre este tema.

http://es.youtube.com/watch?v=ZcakZPoTZqI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: