Tomarse 250 pastillas al día puede hacer que vivamos eternamente…

2 04 2008

Raymond KurzweilPara casi todo el mundo, el hecho de tomar un medicamento es casi algo rutinario, carente de sentido y emoción más allá de encontrar la cura para su mal. Cierto es que hay muchos tipos de medicamentos, más de los que podemos imaginar, pero también son muchas las enfermedades, dolores y quejas variadas de las que los humanos somos propensos, unas veces por motivos ajenos a nosotros (es decir, que enfermamos y punto), otras por somatizar algunos problemas (en general de origen psicológico) y otras veces simplemente porque sí (ahí ya que cada uno se lo tome como hipocondría, ganas de llamar la atención, tener más aprensión que Flanders en medio de una secta…).

Sea como fuere, lo que queda claro es que tenemos que saber que la medicina nos ha curado desde siempre, no porque seamos más listos que los ratones coloraos y hayamos descubierto nada nuevo, sino porque lo único que hemos hecho es preparar a nuestro antojo aquellas sustancias que la naturaleza o, incluso nuestro propio cuerpo, fabrica. La corteza de sauce se usa desde tiempos inmemoriales por algunas tribus amazónicas para curar dolores tanto musculares como cefaleas por contener una variante del ácido acetil salicílico (aquello que, curiosamente, es el componente básico de la aspirina)… y eso sólo es un ejemplo de que la naturaleza siempre nos ofrece solúción para todo, incluso aunque no lo sepamos todavía. Puede que la cura contra el SIDA, por ejemplo, se encuentre en el líquido que segrega una serpiente del desierto del Gobi, aunque si no sabemos qué ni dónde buscar, difícilmente podemos encontrar esa cura. Pero tiempo al tiempo.

En contraposición a esa visión que interpreta el mundo desde un punto donde se mezcla la alquimia y el druidismo, la Ciencia experimental está realizando verdaderos avances que ponene de manifiesto que, dentro de muy poco tiempo podremos disfrutar de una salud verdaderamente de hierro. Pero tal afirmación no es verdaderamente sorprendente, sino que ya hay personas que intentan burlar a la muerte hasta que ese día llegue.

De todos es conocida la historia (aparentemente falsa) de la criogenización de la cabeza de Walt Disney como emblema de “forzar la máquina” un poco más de lo aparentemente posible. Aún así, este tipo de actividades no dejan de ser meras especulaciones por parte de quienes lo practican, y se convierte en más un acto de fe que otra cosa, pero lo que traemos a continuación parece que va mucho más allá y puede, sólo puede, que resulte.

Se trata del experimento de Raymond Kurzweil, el cual a sus 60 años se toma un total de 250 pastillas, pero no por estar aquejado de alguna enfermedad, sino para llegar con la suficiente salud al año 2029. La elección de esa fecha como meta de su esfuerzo no es otra que el bueno de Ray cree que a esas alturas de la película, la humanidad habrá avanzado tanto en investigación científica que podrá transferir su conciencia a un ordenador, con lo que se convertiría automáticamente en un ser inmortal, aunque no falta el que interviene en el dilema ético que conlleva este concepto de inmortalidad y simplemente si la vida de esa forma puede considerarse como tal.

Aparte de discusiones filosóficas, hay que aclarar que este vaticinio no lo ha realizado a la ligera, sino examinando muchos factores que confluyen para crear un ambiente propicio para que esto ocurra. Pero más sorprendente aún es que Kurzweil lleva años profetizando hechos increíbles que, sorprendentemente, han sucedido en los plazos indicados por él. De hecho, más que por su nombre se le conoce por el divertido apodo de “CyberNostradamus”, pero también es importante señalar que es músico, inventor, tecnólogo, experto en Inteligencia Artificial, creador del primer sistema OCR (en los años 70). La lista no acaba aquí, pero sirva de muestra que en el 2002 obtuvo su reconocimiento en el “Salón de la Fama de la Invención”, además de haber recibido un total de ¡8 títulos de doctor honoris causa!

Esperemos que esté en lo cierto y este gran científico llegue a su meta adecuadamente. Si es así, si dentro de apenas 20 años la humanidad llega a ese punto de inflexión, puede que hayamos dado un mazazo a la propia naturaleza… pero, tal y como se dijo en una famosa película “la Naturaleza siempre se abre camino” o, lo que es lo mismo, ¿estamos preparados para jugar a ser Dios?

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

9 04 2008
varices

se nos parte el hijado con 250 pastillas al dia!!!
jjaja

11 04 2008
ociointernet

excelente post, me dieron ganas de investigar sobre este hombre, encontre un articulo interesante sobre que es en lo que se basa para hacer sus profecias y no pude estar mas de acuerdo con el, es algo que siempre he tenido en la mente y no lo habia podido expresar.

Chequen mi blog y dejen comentario.

http://ociointernet.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: