Nuestros hijos, el verdadero tesoro

11 09 2007

                                Bebe

Millones de niños se encuentran desatendidos en hogares aparentemente normales. Se habla de calidad en vez de cantidad como si una cosa fuera excluyente de la otra, de que los niños pueden valerse solos desde muy pequeños porque se tienen que dar cuenta de lo que significa la responsabilidad. La responsabilidad no significa llegar a casa desde el colegio y encontrarse solo, sin nadie que le haga la cena, que le pregunte cómo le ha ido el día, que le arrope a la hora de acostarse, que le lea un cuento… A todos esos niños, su vida se limita a vivir al margen de sus padres, como si pudiera afrontar cualquier problema que se le presente. Muchas veces, el trabajo de ambos padres obliga al niño a crecer mucho más deprisa de lo que sería deseable, a dejar a un lado la niñez para ocuparse incluso de sus hermanos aún más pequeños… y quizás esos hermanos “mayores” no tengan más de ¡¡¡7 u 8 años!!! ¿Alguien cree justo que un niño esté en una mina trabajando a la vez que olvida su infancia, lo que debería vivir cada día? Está claro que no pero, la cosa cambia cuando en vez de una mina ponemos la soledad de una casa. Los peligros pueden ser los mismos: incendios, robos, derrumbes, enfermedades… miles de ocasiones para que el pequeño se sienta indefenso ante “eso” que le espera a la vuelta de la esquina.

 

Y, sin embargo, incluso en países del “primer mundo” encontramos niños que se preparan la merienda, la cena, se duchan sacan a pasear al perro, van a la compra… y ¡solos! Y la opción de la televisión no es mucho mejor, ya que una educación basada en la programación actual está claro que es de todo menos aconsejable: sexo, violencia, maldad… por no hablar de los nuevos valores que se les transmite con programas del “corazón” (quizás, sólo quizás, eso es lo único que no tienen… corazón), donde el famoso es famoso por acostarse con la hermana de la viuda del exmarido de un futbolista… es decir, nadie.

 

Miremos la foto de arriba no como algo curioso y divertido, sino como una advertencia para todos los padres y futuros padres de este o cualquier país del mundo: ¿qué clase de sociedad estamos creando, en la que se han perdido valores como la dignidad, el honor, la amistad, el amor o la valentía y se han reemplazado por el dinero, la lujuria, el provecho propio y el mal por el mal? Pensad, pensad que también fuisteis pequeños, que no os hubiera gustado eso para vosotros, y si lo tuvisteis… ¿quién mejor que vosotros para comprender lo que es eso? Dejad el ordenador, andad lentamente hasta el cuarto de vuestros hijos y dadles un fuerte abrazo… a lo mejor no está todo perdido.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

28 03 2008
M.·. M.·. Jose David Santana Alaniz

Voy a ser brebe y de verdad te agradesco este post.

30 08 2008
marina

EL NIÑO DA MIEDO SE VE FEO QUE DIGO FEO , ORRIBLE, QUE DIGO ORRIBLE MACABROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: